Artes plásticas, música y teatro: mucho más por conocer en nuestra Universidad

Sep
2
2016
Son 49 los cursos culturales que la Universidad ofrece a los estudiantes y hoy conocerás algunos de ellos.

Tres y media de la tarde. Tras un buen almuerzo y posterior siesta, me dispongo a visitar algunos de los talleres culturales que, a esa hora, se realizaban en la Unidad de Vocación Artística.

La primera de mis paradas fue la sala de Artes Plásticas. Ahí, el profesor Alejandro Faundes le enseñaba, a media docena de estudiantes, una de las muchas técnicas de pintura: el mosaico. “El taller tiene una función didáctica-artística, a diferencia de otros tipos de pintura. El mosaico se pinta con azulejo, cerámica, vidrio o espejos”, comentó el profesor Faundes.

La idea del taller es que los estudiantes puedan conocer la mayor cantidad de técnicas para pintar en mosaico y, al fin del semestre, presentar un mural hecho por los alumnos y donarlo a la universidad.

Tras observar a los muchachos del taller de mosaico, me dirigí al subterráneo de la unidad. En ese lugar, se realizaban los cursos de “Apreciación del cine de terror”, “Teatro integral I” y el “Taller de ensayo”. En cada uno de ellos, los diferentes profesores instruían a sus alumnos en las diferentes artes ya nombradas.

Los alumnos de teatro, junto al profesor Nelson Brodt, conversaban sobre la improvisación, cuando este humilde servidor interrumpió, con su cámara, la clase. Para los alumnos, que tan solo llevan dos sesiones, muchas de las actividades que han realizado en el taller fueron vergonzosas, pero que son necesarias para “irse soltándose”.

En el taller de ensayo, el profesor Richard Vera, le enseñaba a un grupo de alumnos de la Universidad de Santiago de Chile, las técnicas de expresión escrita con la que podrán desempeñarse mejor en sus estudios y en sus futuros trabajos. Danilo Cabezas, estudiante de Ingeniería Civil Industrial, y uno de los presentes en el taller, comentó que su motivación fue tener una mejor redacción, algo primordial que lo ayudará en su formación profesional.

Y en la sala de cine, el profesor Andrés Zúñiga, realizaba una agradable charla sobre las cualidades básicas del cine de terror. Tema, demás está decirlo, asombroso. Los casi veinte oyentes de la clase, escuchaban expectante lo que el profesor Zúñiga les decía. Los datos “freak” de diferentes películas fueron parte de lo que más entusiasmó a los estudiantes en la primera sesión de clases.

Finalmente, y tras muchas fotografías y preguntas, llegué a un salón que me hizo recordar mis días de secundario. Un grupo de muchachos estaban presentes en el taller de “Guitarra Clásica”. El profesor Cristian Vásquez, quien dirige este curso, mencionó que el objetivo es aprender las técnicas básicas de la guitarra y de la lectura musical, para aplicarlas en el repertorio a enseñarse a lo largo del semestre.

A esa misma hora también se realizaba el taller de “Danza afro”. Pero, tras observar unos minutos los intensos movimientos de quienes participaban y para proteger mi bienestar físico, decidí visitar el taller en otro momento.

Nota: Daniel Caro