Curso en Lenguas de Señas Usach: promoviendo la inclusión en la comunidad

Sep
5
2016
Un total de 30 usachinos participan del Curso en Lengua de Señas. Fotografía de Bárbara Santa María.

El siglo pasado, la comunidad sorda debía mirar fijamente los labios de otra persona para saber lo que decían. Los “sordos antiguos” tuvieron que desarrollar otras habilidades, en especial la visual, para desenvolverse en el diario vivir y lidiar con la condición de no escuchar.

Sin embargo, la implementación de un lenguaje de señas cambió completamente la comunicación entre ellos. Los “sordos nuevos” otorgaron un significado a los gestos y construyeron un sistema que es replicado y enseñado no sólo a la comunidad sorda, sino que también a niños, jóvenes y adultos.

De hecho y sin ir más lejos, en la Universidad de Santiago de Chile existe un taller que difunde este lenguaje a los estudiantes, para que puedan comunicarse con personas que padezcan de discapacidad auditiva o bien aprendan otro tipo de lenguaje.

Se trata del Curso en Lengua de Señas, un proyecto impulsado el 2015 por la estudiante de Administración Pública, Bárbara Santa María. La iniciativa nació por la necesidad de enseñar a los usachinos hablar fluidamente este lenguaje y perfeccionarlo. “Me motivó concretar esta idea porque tengo una prima que es sorda y que además tiene autismo. Es necesario aprender este lenguaje para que otros puedan hacerlo”, señaló la estudiante.

Tras postular y adjudicarse el Fondo de Desarrollo Institucional Estudiantil (FDI), Bárbara comenzó a ejecutar su proyecto. Idealmente destinado a toda la comunidad usachina, en la primera convocatoria del año pasado postularon más de 500 personas al curso, siendo que sólo había 30 cupos disponibles. Se realizó un proceso de selección, donde aquellos estudiantes que contaban con familiares o amigos con discapacidad auditiva fueron los beneficiados con el curso.

El éxito del taller la obligó a continuar con el curso este 2016. Tras postular otra vez al FDI, la estudiante y su equipo de trabajo iniciaron un nuevo curso pero destinado a estudiantes, funcionarios y académicos. Un total de 30 estudiantes participan de esta iniciativa, donde un profesor con discapacidad auditiva trabaja con la expresión de los usachinos.  

Las reuniones son los martes y jueves, desde las 19 hasta las 21 horas en el Citecamp y es totalmente gratuito. En cuanto al equipo de trabajo, son ocho los estudiantes de la Usach que participan del proyecto: Sofía Piedra, Sofía Michelson, Francisco Donoso, Natalia Galleguillos, Camila Vargas, Javiera Torres, Constanza Quero, Kathy Zamorano y Bárbara Santa María.

La necesidad de enseñar y masificar el lenguaje es primordial para Bárbara. “Al fin y al cabo, la discapacidad la generamos nosotros mismos, porque no estamos preparados para relacionarnos con ellos. Deberíamos tener una política institucional que promueva la inclusión”, aseguró la estudiante.

En la actualidad, son dos los cursos que se realizan: la continuación del taller del año pasado y el grupo del semestre anterior. Por ahora, la necesidad de continuar con el proyecto es un trabajo a realizar, donde aprender el lenguaje de señas es primordial para comunicarse con estudiantes o amigos sordos y fomentar la inclusión.

Nota realizada por: Rodrigo Pérez Muena