Unidad de Promoción de Salud Psicológica promueve conversatorio sobre adaptación a la presencialidad en el Plantel

Mar
10
2022
La actividad que fomenta la reflexión en torno al proceso de reincorporación laboral in situ de nuestras/os funcionarias/os a la Universidad, continúa hoy. La charla en la que participan destacadas psicólogas de la Unidad convocante, es una invitación abierta a la comunidad Usach y se realiza vía plataforma Zoom.
En el contexto del retorno al trabajo presencial, la Vicerrectoría de Apoyo al Estudiante a través de la Unidad de Promoción de la Salud Psicológica, está realizando la actividad online “Retorno al trabajo presencial: Adaptación y herramientas psicológicas”.

Beatriz Painepán, jefa de la unidad organizadora, indicó que la importancia de esta acción descansa en la reflexión sobre el retorno a la actividad laboral en un contexto de pandemia, haciendo alcances psicológicos que puedan influir en esta área.

“Junto a psicólogas/os de nuestra Unidad que participarán en términos de exposición, plantearemos ideas generales que, si bien no serán propuestas tan claras de cómo abordar este periodo de retorno, sí serán un espacio para compartir experiencias que construirán esta nueva realidad”, aseguró Painepán.

 

Retorno a la presencialidad

 

La psicóloga María Eugenia Villarreal expuso este miércoles desde una vivencia personal en la que le tocó enfrentar al COVID-19, escenario que la llevó a situarse en una nueva realidad y a cómo enfrentarla no teniendo mayores conocimientos al respecto. Esa condición hoy se repite con el retorno a lo presencial en lo laboral.

“Algunos lo viven con mucha ansiedad,   volver a encontrarse con los compañeros, retomar los espacios, volver a los horarios de nuestras actividades; otros, lo viven con cierta indiferencia como un paso más que debemos dar para ir normalizando nuestra vida, y finalmente otros; con incredulidad, respecto de las posibilidades de contagio”, expresó Villarreal.

Además, agregó, “Los autores (Duque y Moreno) este año mencionaron el concepto Coronafobia, como un tipo de fobia específica relacionada con el COVID-19. Estas características que podemos encontrar en la nueva nomenclatura, atraviesan la falta de tolerancia a la incertidumbre, propensión a la ansiedad y la evolución de la pandemia que ha sido constante”.

Ante la pregunta ¿Cómo me cuido yo?, la profesional expresó que la evaluación de lo que puedo y no controlar, el mantener redes de apoyo y las medidas de autocuidado deben estar permanentemente en revisión, porque lo que hace un año nos servía, ahora ya puede no serlo.

 

Organización del tiempo y los horarios

 

La psicóloga Cinthya Córdova, abordó el tema de la adaptación para este nuevo cambio. Invitó a la audiencia a mirar al pasado para observar cierta perspectiva de lo que fue adecuarse al trabajo desde nuestras casas.

“Supimos de la conectividad, de cómo influye en nuestra propia concentración y en la calidad de nuestro trabajo, el con cuantas personas vivíamos, el espacio, sin duda estos elementos impactaron directamente en como nosotros fuimos organizando nuestros tiempos”, explicó.

Con respecto a la organización, Córdova señaló que lo evidente es el tema del desplazamiento, algo que hasta antes de la pandemia era parte de nuestra cotidianeidad, pero que ahora nuevamente es un tema para la gran mayoría de las personas.

“Así como hablábamos de adaptarnos, ajustarnos y cambiar nuestros horarios de nuestra casa, ahora va a pasar lo mismo hacia afuera, y volverá a afectarnos la conectividad, la locomoción, cuán lejos estoy de mi trabajo y todo eso vuelve a requerir de nuestra organización y a cambiar nuestra rutina”, afirmó.

También se refirió a la importancia de volver a definir nuestras ocupaciones y que es lo que está bajo nuestro control, porque impacta la salud mental. “Creo que somos más resilientes y volvemos con una mochila mucha más grande de aprendizaje a esta “nueva normalidad”, concluyó.

 

Rutinas

 

La psicóloga Patricia Gallero, planteó la relevancia de las rutinas en la cotidianeidad de las personas y también en el mundo laboral.

“Las rutinas nos ayudan en el sentido de ahorrarnos energía y tiempo, porque una vez que uno ya construyó una rutina ya no hay que desgastarse: pensando, decidiendo, entonces uno reserva esos tiempos para tomar otras decisiones. También, nos proporciona una sensación de más seguridad”, indicó.

La experta añadió que, dentro de lo positivo de la pandemia se pudo compartir más con nuestras familias, hubo tiempo para estar con las mascotas, se pudieron elegir los horarios, retomar el ejercicio físico, relajo de las vestimentas, entre otras cosas, con las que uno finalmente se fue encariñando, generando un aspecto emocional con ellas.

La psicóloga señaló que esto nos lleva a empezar todo de nuevo, requiriendo nuestras capacidades de adaptación y flexibilidad. “Primero, crear conscientemente una nueva rutina. Luego, las actividades placenteras que encontramos en la rutina pandémica, incorporarlas, aunque ya no podremos hacerlas a plenitud por la presencialidad. Dejemos espacios para la compañía y para estar sola, porque con esta situación empezamos a acompañarnos, pero, por el contrario, encontramos espacios gratos para la soledad. Por último, buscar aprendizajes para el desarrollo de nuestras vidas” concluyó Gallero.

 

Para acceder al conversatorio en su segunda jornada de hoy a mediodía ingresa a: Reunión vía zoom - ID de la reunión: 4159 396 530

 
 
Publicación Original:
USACH al Día, jueves 10 de marzo 2022.
Autor: 
Enzo Borroni Ricardi.
Fotografía: 
Captura de pantalla.
Tags: